Así es ‘el palacio de los pedófilos’, la mayor prisión para agresores sexuales de Europa

551b5dea71139efd4b8b4618

justice.gov.uk

La cárcel de Whatton, en Nottingham (Reino Unido), tiene capacidad para 841 reclusos, un 70% de los cuales son pedófilos. Por esa misma razón los habitantes de la zona la apodan ‘el palacio de los pedófilos’.

Los reclusos de Whatton encarcelados por haber abusado sexualmente de menores de edad son de todas las edades, y sus filas son un verdadero caleidoscopio de perfiles: hay desde pastores y maestros hasta policías y doctores, escribe BBC, que por primera vez ha logrado acceder a este centro penitenciario para saber cómo es la vida entre rejas de los delincuentes más despreciados por la sociedad.

Además de pedófilos, en la prisión están encerrados criminales que cometieron otros delitos sexuales como incesto, tocamientos, violaciones con penetración, actos de violencia e incluso asesinatos relacionados con el sexo, así como descarga de pornografía infantil.

Lea también: Anonymous llama a levantarse contra la “élite” que encubre el abuso infantil

La cárcel funciona desde los años 60 y cuenta con amplios programas de tratamiento. Según informan los coordinadores de estos programas, los pedófilos se mezclan con otros prisioneros para evitar la complicidad entre ellos sobre sus crímenes.

Lea también: Un 80% del tráfico en la red Tor se corresponde a pornografía infantil

“No tratamos a los violadores mejor que a personas que han abusado de menores o a culpables de delitos por Internet, ya que todos los delitos sexuales dejan víctimas y destruyen vidas […] lo importante es que aquí no hay jerarquías, dice uno de los coordinadores.

Lea también: Policía británico: Muchos adictos a la pornografía infantil no necesitan cárcel

Mike es un recluso que pasó 28 años entre rejas desde que lo condenaron por violar a una mujer de 38 años. Este preso lleva en Whatton siete años y por su experiencia cuenta en qué se diferencia esta prisión: “Nadie te juzga. Ni siquiera el personal, no te miran como basura“.

Lea también: Un pedófilo será protagonista de un polémico documental en el Reino Unido

Otro preso llamado Steve, que ha llegado recientemente a Whatton por haber abusado sexualmente de su hijastra, comenta sobre la vida dentro del centro penitenciario: “Para mí personalmente cada día es un infierno. Hablamos del remordimiento y la culpabilidad y la humillación por lo que he hecho, no solo contra mi víctima, sino contra mi familia y la comunidad en general, y todo lo que hice antes y después..No me queda nada. No tengo en dónde caerme muerto. La pérdida es abrumadora y constante todo el tiempo”.

FUENTE

 

~ por "SOLO QUIEN NO DA LA ESPALDA A LA VERDAD PUEDE ENCONTRARLA" en 1 abril, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s