La Cúpula de Hierro israelí es un enorme fraude

Llámela una estafa multimillonaria. Agréguele otros $225 millones de dólares extraídos de los impuestos de los contribuyentes. Espere millones más por irse en el futuro.

gty_iron_dome_missile_launch_j

En abril de 2002, el físico del MIT Theodore Postol tituló su artículo para Technology Review: “Razones por las cuales el sistema antimisiles no va a funcionar.”

La idea es más un engaño que una posibilidad. Su razonamiento fue detallado y técnico. El sistema no funciona como se dice.

Impactar y destruir un misil con otro no es posible. No puede ser otra cosa que suerte ocasional.

Se fabrican afirmaciones para mantener la financiación y engañar al público, haciéndole creer de que están a salvo.

Según Postol “esto debe generar profunda preocupación para los ciudadanos de Estados Unidos” y para los israelíes.

“Oficiales y los directores de estos programas, involucrados en el desarrollo del sistema antimisiles, han tomado el juramento de defender a la nación.”

“Sin embargo, han ocultado al pueblo estadounidense y al Congreso el hecho de que un sistema militar pagado con los impuestos ganados con esfuerzo para defender a nuestro país, no puede funcionar”.

Lo mismo vale para la Cúpula de Hierro de Israel. Postol pregunta ¿es más una coladera que un escudo antimisiles eficaz?

El sistema de alerta temprana de Israel funciona como previsto. Da a la gente tiempo para buscar refugio.

Según Postol, “la probabilidad de que destruya (la Cúpula de Hierro) cohetes de artillería es esencialmente cero.

Lo mismo vale para interceptores de la Cúpula de Hierro en persecución de cohetes desde retaguardia. Ocasionalmente, los intentos de intercepción de la Cúpula de Hierro surgen de una trayectoria casi vertical.

“Esa es la única geometría de combate en la que la oportunidad de destruir el cohete es superior a cero”, dice Postol.

Al menos el 95% de los intentos de la Cúpula de Hierro fracasan. Durante la Guerra del Golfo de 1991, se informó que el éxito de los misiles Patriot era de 96% o superior.

Postol y otros en el MIT analizaron los datos. Concluyeron que la probabilidad de éxito de los Patriot era CERO.

Cuando los israelíes ven explosiones aéreas y las relacionan con intercepciones exitosas, en realidad están observando explosiones de las ojivas de los interceptores de la Cúpula de Hierro.

El dinero gastado en la Cúpula de Hierro y en otros fraudes de defensa antimisiles son dólares y shekels de los contribuyentes que se desperdician. Las personas son engañadas. La única seguridad son los refugios.

Yo no gastaría dinero en un interceptor que tiene una probabilidad casi nula de interceptar un cohete de artillería”, dice Postol.

Un engañoso informe del 10 de julio de Reuters muestra las típicas mentiras de los medios. El informe alegó que la Cúpula de Hierro había derribado cerca del 90 por ciento de los cohetes palestinos que persiguió durante esta semana de combates en Gaza, contrastándo esto con la tasa del 85 por ciento en el anterior mini-guerra de 2012. “

Postol llama a este tipo de informes engaños de la prensa. “(L)a prensa necesita investigar con más diligencia sobre estos asuntos”, dice.

Deberían de reportarse hechos verificables, no mentiras. La gente tiene derecho a saber. Los intentos de intercepción de la Cúpula de Hierro fracasan la gran mayoría del tiempo.

Los cohetes artesanales de Hamás de 10-20 libras “no son armas letales“, dice Postol.

Comentario: Este video in inglés da más información sobre los “temibles” cohetes de Hamás.

No funcionan según lo previsto. Refugiarse a tiempo es la mejor defensa. El éxito de la Cúpula de Hierro es un engaño político.

Al mismo tiempo, es caro. Es un pequeño misil. Su peso es de alrededor de 200 libras.

Cuestan $400 000 cada uno, no $20 000 como según dicen algunas fuentes israelíes. Raytheon los produce en Estados Unidos.

Según Postol “una pregunta importante es sobre si el Congreso y el pueblo estadounidense tienen información precisa sobre lo que este sistema está costando realmente.”

Lo más importante es su ineficacia. Las personas son engañadas. Enormes cantidades de dinero se desperdician. Enormes mentiras son sustituto de la verdad y revelación completas.

Medios sinvergüenzas son cómplices. Regurgitan ficción, no hechos verificables. Israelíes y estadounidenses están siendo voluntariamente engañados.

El 19 de julio, Postol publicó un artículo para el Bulletin of the Atomic Scientists (Boletín de los Científicos Atómicos) La evidencia muestra que la Cúpula de Hierro no está funcionando.”

Explicó gran parte de lo cubierto anteriormente. “El estudio detallado de las imágenes fotográficas y de video de combates de la Cúpula de Hierro con cohetes de Hamas (en la actualidad y durante la incursión de 2012 llamada Pillar of Cloud) muestra que las pocas bajas … se pueden atribuir a los esfuerzos de defensa civil israelí,” no a la efectividad de la Cúpula de Hierro.

Los datos muestran que su desempeño no ha mejorado en dos años. Es un sistema que ha fallado. Es un engaño intencional. Es un fraude.

La eficacia requiere la destrucción de las ojivas de los cohetes. Sus extremos traseros son tubos vacíos.

Si destruido, las cabezas caerán y explotarán en el suelo. La destrucción de una ojiva del cohete “es una misión mucho más exigente que el daño de otras partes del cohete,” dice Postol.

El éxito depende de que se impacte al cohete casi directamente de frente. Impactar en la parte lateral o posterior no tiene prácticamente ninguna posibilidad de éxito.

Fotos de las estelas de los misiles de la Cúpula de Hierro muestran que la mayoría de los intentos de intercepción de los cohetes de Hamas se hacen desde detrás o de lado.

“En ambos casos, la geometría y la velocidad de los interceptores y cohetes hacen que sea extremadamente poco probable que el interceptor destruya la ojiva del cohete,” dice Postol.

Los interceptores pueden fallar de muchas maneras. “Debido a la incertidumbre en la velocidad de cruce exacto y la geometría de dos misiles de alta velocidad, incluso un detonador de un interceptor operando perfectamente puede fallar al colocar fragmentos letales en la ojiva de un cohete de artillería”, explicó Postol.

“Además, a menos que la distancia entre el interceptor y la ojiva de un cohete de artillería sea pequeña (aproximadamente un metro), habrá una oportunidad muy disminuida para que un fragmento de la ojiva del cohete de la Cúpula de Hierro impacte, penetre y cause la detonación de la ojiva de artillería”.

Los combates de frente no garantizan ningún éxito. Su “geometría se limita a indicar que un interceptor tiene una oportunidad mayor que cero de destruir el cohete”

Los cohetes de pequeño tamaño plantean otros problemas. Las intercepciones exitosas son aún más difíciles de lograr.

Cuando los interceptores explotan en el aire, pero tienen estelas que muestran que cruzaron la trayectoria esperada desde atrás o cualquiera de los lados, “se puede decir con un alto grado de certeza, que ninguna intercepción ocurrió”, dice Postol.

“Es absolutamente claro: No hay evidencia en el registro público para demostrar que la Cúpula de Hierro está logrando un ritmo de intercepción de casi el 90 por ciento.”

A lo sumo, es de 5% o menos. Quizás es cercano a cero. El engaño público intencional priva a los israelíes de la información que necesitan saber.

La transparencia es inexistente. Grandes mentiras sustituyen la verdad y la revelación completa.

La Cúpula de Hierro es un engaño. No funcionó como se dijo. Tal vez nunca lo hará. Golpear un misil con otro es como golpear una bala con otra.

El éxito es más una imposibilidad científica que excepciones afortunadas ocasionales.

Cientos de millones de dólares se gastan en este fracaso. El engaño intencional impide a la gente darse cuenta. Según Postol:

“En ausencia de datos de respaldo de la eficiencia de la Cúpula de Hierro, y basado en la evidencia inequívoca que he revisado, una conclusión parece clara:”

“El gobierno israelí no está diciendo la verdad acerca de la Cúpula de Hierro a su propia población, o a los Estados Unidos, que ha dado al gobierno israelí con el grueso de los fondos necesarios para diseñar y construir el sistema de defensa tan anunciado pero aparentemente ineficaz”.

FUENTE

~ por "SOLO QUIEN NO DA LA ESPALDA A LA VERDAD PUEDE ENCONTRARLA" en 5 enero, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s