Putin: El ataque planeado contra Siria puede desencadenar una nueva ola de terrorismo – Experto: El mensaje a la nación de Obama muestra “el caos diplomático” en EE.UU.

putin1

Putin: El ataque planeado contra Siria puede desencadenar una nueva ola de terrorismo

El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó en un artículo publicado por el diario ‘The New York Times’ que el ataque planeado contra Siria puede extender el conflicto y generar una nueva ola de terrorismo.

Le presentamos a continuación el contenido del artículo de Vladímir Putin titulada ‘Llamamiento a la precaución desde Rusia’.

Los recientes acontecimientos relacionados con Siria me han llevado a dirigirme directamente al pueblo estadounidense y a sus líderes políticos. Es importante hacerlo en un momento cuando no hay suficiente comunicación entre nuestras sociedades.

Nuestras relaciones han pasado por diferentes etapas. Nos enfrentamos durante la Guerra Fría. Pero también fuimos aliados una vez y derrotamos juntos a los nazis. La organización internacional universal, las Naciones Unidas, se estableció entonces para evitar que tal devastación vuelva a suceder.

Es extremadamente peligroso animar a la gente a verse como algo excepcional, sea cual sea la motivación

Los fundadores de Naciones Unidas se dieron cuenta de que las decisiones que afectan a la guerra y a la paz deben tomarse solamente por consenso y, con el permiso de Estados Unidos, el derecho de veto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad está consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. La profunda sabiduría de esto ha apuntalado la estabilidad de las relaciones internacionales desde hace décadas.

Nadie quiere que las Naciones Unidas corra la suerte de la Liga de las Naciones, que se derrumbó porque carecía de influencia real. Esto es posible si los países influyentes eluden las Naciones Unidas y toman una acción militar sin autorización del Consejo de Seguridad.

El posible ataque de Estados Unidos contra Siria, pese a la fuerte oposición de muchos países y de los principales líderes políticos y religiosos, incluido el Papa, dará lugar a más víctimas inocentes y a una escalada, extendiendo el conflicto más allá de las fronteras de Siria. Un ataque aumentaría la violencia y desencadenaría una nueva ola de terrorismo. Podría socavar los esfuerzos multilaterales para resolver el problema nuclear de Irán y el conflicto palestino-israelí y desestabilizar aún más Oriente Medio y el Norte de África. Podría romper el equilibro del sistema del derecho internacional y el orden.

Millones de personas en todo el mundo ven más y más a Estados Unidos no como un modelo de democracia, sino que ven que confía únicamente en la fuerza bruta, formando coaliciones bajo el lema “o estás con nosotros o contra nosotros” 

Siria no está siendo testigo de una batalla por la democracia, sino de un conflicto armado entre el Gobierno y la oposición en un país multirreligioso. Hay algunos defensores de la democracia en Siria. Pero hay más que suficientes combatientes de Al Qaeda y extremistas de todas las tendencias que luchan contra el Gobierno. El Departamento de Estado de Estados Unidos ha tachado a Al Frente Nusra y al Estado Islámico de Irak y el Levante, que luchan contra la oposición, como organizaciones terroristas. Este conflicto interno, alimentado por las armas extranjeras suministradas a la oposición es uno de los más sangrientos del mundo.

Los mercenarios de los países árabes que luchan allí y cientos de milicianos de países occidentales e incluso de Rusia son para nosotros un motivo de profunda preocupación. ¿No volverán ellos a nuestros países con la experiencia adquirida en Siria? Después de todo, después de los combates en Libia, los extremistas se trasladaron a Mali. Esto nos amenaza a todos.

Desde el comienzo, Rusia ha abogado por un diálogo pacífico que permita a los sirios desarrollar un plan de compromiso para su propio futuro. No estamos protegiendo al Gobierno sirio, sino el derecho internacional. Tenemos que utilizar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y creer que la preservación de la ley y el orden en el complejo y turbulento mundo de hoy es una de las pocas maneras de impedir que las relaciones internacionales se deslicen hacia el caos. La ley sigue siendo la ley y tenemos que seguirla, nos guste o no. Bajo el actual derecho internacional, el uso de la fuerza solo se permite en defensa propia o por la decisión del Consejo de Seguridad. Cualquier otra cosa es inaceptable en virtud de la Carta de las Naciones Unidas y constituiría un acto de agresión.

Tenemos que dejar de utilizar el lenguaje de la fuerza y volver a la senda de la diplomacia civilizada y del acuerdo político

No cabe duda alguna de que se usó gas venenoso en Siria. Pero hay muchas razones para creer que no fue utilizado por el ejército sirio, sino por las fuerzas de la oposición para provocar la intervención de sus poderosos amos extranjeros, que estarían al lado de los fundamentalistas. Los informes de que los milicianos están preparando otro ataque —esta vez contra Israel— no pueden ser ignorados.

Es alarmante que la intervención militar en los conflictos internos en el extranjero se haya convertido en algo común para Estados Unidos. ¿Será el interés de Estados Unidos a largo plazo? Lo dudo. Millones de personas en todo el mundo ven más y más a Estados Unidos no como un modelo de democracia, sino que ven que confía únicamente en la fuerza bruta, formando coaliciones bajo el lema “o estás con nosotros o contra nosotros”.

Pero la fuerza ha demostrado ser ineficaz e inútil. Afganistán está sufriendo y nadie puede decir qué va a pasar después de que se retiren las fuerzas internacionales. Libia está dividida en tribus y clanes. En Irak la guerra civil sigue cobrándose decenas de muertos cada día. En Estados Unidos muchos trazan una analogía entre Irak y Siria y se preguntan por qué su Gobierno quiere repetir los errores recientes.

No importa cómo se llevan a cabo los ataques o lo sofisticadas que sean armas, las víctimas civiles son inevitables, incluidos los ancianos y los niños, a quienes los ataques tendrían que proteger.

El mundo reacciona preguntándose que si no se puede contar con el derecho internacional, entonces hay que encontrar otras formas para garantizar su seguridad. Así, un número creciente de países trata de adquirir armas de destrucción masiva. Esto es lógico: si tiene la bomba, nadie va a tocarle. Nos hablan de la necesidad de fortalecer la no proliferación, cuando en realidad esto se está erosionando.

Tenemos que dejar de utilizar el lenguaje de la fuerza y volver a la senda de la diplomacia civilizada y del acuerdo político.

En los últimos días ha aparecido una nueva oportunidad para evitar la acción militar. Estados Unidos, Rusia y todos los miembros de la comunidad internacional deben aprovechar la disposición del Gobierno sirio para colocar su arsenal químico bajo el control internacional para su posterior destrucción. A juzgar por las declaraciones del presidente Obama, Estados Unidos considera esto como una alternativa a la acción militar.

Yo saludo el interés del presidente en continuar el diálogo con Rusia sobre Siria. Tenemos que trabajar juntos para mantener viva esta esperanza, como acordamos durante la reunión del G8 en Lough Erne, en Irlanda del Norte, en junio y volver a la vía de las negociaciones.

Si podemos evitar el uso de la fuerza contra Siria, esto mejorará el clima de las relaciones internacionales y fortalecerá la confianza mutua. Para nosotros será un éxito compartido y abrirá la puerta a la cooperación en otras cuestiones fundamentales.

Mi relación laboral y personal con el presidente Obama está marcada por una creciente confianza. Lo agradezco. Estudié detalladamente su discurso a la nación del martes. Y quiero decir que estoy en desacuerdo con el énfasis que hizo en la excepcionalidad estadounidense, afirmando que la política de Estados Unidos es “lo que hace diferente a Estados Unidos. Es lo que nos hace excepcionales”. Es extremadamente peligroso animar a la gente a verse como algo excepcional, sea cual sea la motivación. Hay países grandes y países pequeños, ricos y pobres, los que tienen una larga tradición democrática y aquellos que todavía están buscando su camino a la democracia. Sus políticas son diferentes, también. Todos somos diferentes, pero cuando pedimos las bendiciones del Señor, no debemos olvidar que Dios nos creó iguales. 

FUENTE

**************

Experto: El mensaje a la nación de Obama muestra “el caos diplomático” en EE.UU.

a570ee0cff8a42b41be141cc6797eb3e_article

 

El discurso del presidente Barack Obama sobre Siria del pasado martes sacó a relucir el confuso panorama en el que se haya instalada la política de EE.UU., comenta a RT el periodista alemán Manuel Ochsenreiter.

Vemos que el presidente de EE.UU., el hombre más poderoso del mundo, está completamente solo con su posición

Según el periodista, el mensaje a la nación del presidente contiene dos mensajes “completamente contradictorios” entre sí. Por un lado, dice Ochsenreiter, Obama acusó al gobierno sirio de utilizar armas químicas contra su propia población, abogando por una respuesta firme, ya que esto plantea una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU., mientras que, por otro lado, –explica- el presidente tuvo que justificar la suspensión de la intervención.

“Este discurso muestra el caos diplomático en EE.UU.”, opina Ochsenreiter.

“Vemos que el presidente de EE.UU., el hombre más poderoso del mundo, está completamente solo con su posición. Si la postura belicista proviene de Occidente y Estados Unidos, Obama no tiene apoyo de la población”, agrega.

Si Obama sigue presionando a favor de una salida militar a la crisis siria, realmente corre riesgo de gobernar una nación dividida, incluso si se las arregla para ganar el respaldo en el Congreso, comenta Ochsenreiter. “Él está en una posición muy difícil y débil en este momento”, opina Ochsenreiter, a la vez que señala que, incluso si Siria entrega su arsenal de armas químicas, no hay garantía de que Occidente no vaya a encontrar algún otro pretexto para lanzar una acción militar contra Damasco, como ya hizo anteriormente con Irak y Libia.

En relación a este caos diplomático, el comentarista político ruso Mikhail Rostovsky sostiene en declaraciones a RIA Novosti que fue un “descuido accidental” el comentario del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry acerca de que si Damasco pone su arsenal de armas químicas bajo el control de la comunidad internacional, Estados Unidos puede abandonar su planes de atacar a Siria. Los jefes de la administración de Obama no acordaron nada de esto, dice el periodista, que subraya citando al periodista de ‘The Guardian’ que, precisamente, este descuido resultó ser “la tabla de salvación para Obama, que parecía estar ahogándose”. 

Por su parte, el embajador de EE.UU.en Rusia, Michael McFaul, ha reconocido en una entrevista con la cadena Dozhd que la imagen de EE.UU. se está deteriorando ante la posibilidad de un posible ataque militar contra Siria. “La imágen ha empeorado y cada tarde leo Twitter y lo siento”, expresó  el diplomático.

Durante su discurso de este martes Obama, que ha pedido al Congreso que posponga la votación sobre una acción militar en Siria, reconoció que aún “es muy pronto para saber si el plan ruso sobre la entrega de armas tendrá éxito”. “He pedido a nuestros militares que permanezcan en nuestra posición actual para mantener la presión sobre Assad y estar en posición de responder si la diplomacia fracasa”, precisó Obama. 

Obama:”He pedido a nuestros militares mantener nuestra postura actual”

FUENTE

~ por "SOLO QUIEN NO DA LA ESPALDA A LA VERDAD PUEDE ENCONTRARLA" en 12 septiembre, 2013.

Una respuesta to “Putin: El ataque planeado contra Siria puede desencadenar una nueva ola de terrorismo – Experto: El mensaje a la nación de Obama muestra “el caos diplomático” en EE.UU.”

  1. CREENCIA EN UNA CULTURA FANTASIOSA
    ¿A qué se debe que muchos gringos crean en tantos super héroes, tengan tantos x men, hagan tantos cartoons?
    ¿Por qué se hacen tantos juguetes bélicos? Hasta fantasean jugando con billetes de amentiras que se dedican a emitir en la imprenta sin límite que tienen.
    Fisgonean y a eso lo llaman espionaje.
    Invaden a otros en nombre de su seguridad y entonces qué pasa con la seguridad de los otros.
    Tienen muchas sectas y creen que el diablo se llama Moloch.
    ¿Por qué ven tantos enemigos que no existen si sus fronteras son prácticamente agua?
    ¿A qué se debe esa actitud irresponsable e inmadura para la cual hacen y respaldan con grandes instituciones?
    Creen en muchos sueños pero destruyen la realidad de otros.
    Pretenden dar ejemplo pero quien puede ser tan rico como los sionistas.
    Creen que la pobreza y la gente de escasos recursos se acaban con guerras en lugar de ponerlos a planificar para que no engendren tanto.
    Confabulan y creen que la gente es tonta.
    La paz, la seguridad, la libertad, el respeto y la riqueza deben ser un bien común y no para unos cuantos, si se aplica esto los violentos desaparecerán.
    Internamente son admirables pero no tanto así su política exterior.
    Y por último, ¿cúal es la creencia con el haarp?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s